CEDER UN CABALLO: CÓMO ACTUAR.

Una de las actividades comerciales más habituales en el mundo ecuestre son las cesiones de caballos. El acuerdo de cesión de caballo lo suscriben dos partes: El propietario legítimo del caballo y el tercero interesado en la adquisición del animal para su uso y disfrute por un tiempo determinado.

Para que dicho contrato surta efecto, es necesario que el jinete o la amazona a la que se le ceda el caballo se haga cargo del mismo desde la perspectiva jurídica, en donde se incluye el pago de los gastos del mantenimiento del équido. No obstante, lo anterior, entre las partes se puede alcanzar otros pactos, siempre que medie buena fe.

A mayor abundamiento a este modelo de cesión a persona física, también se pueden suscribir estos modelos de contratos con personas jurídicas como otros centros ecuestres o sociedades deportivas.

Sea como fuere, es un modelo de negocio a tener en cuenta para aquellas personas interesadas en la realización del deporte sin la necesidad de comprar un caballo. Es muy habitual que esto se produzca en la época de ponis, en la que se ceden para que el jinete o la amazona corra su correspondiente categoría, siendo la hípica por excelencia en esta materia, el Centro Ecuestre Miraflores (Burgos).

DUIKER MQ Y VICKY RAMÓN

EL CONTRATO DE CESIÓN: MOTIVOS Y TIPOS

A la hora de suscribir un acuerdo de cesión de caballo, es necesario que dicho contrato se adecúe a las necesidades de ambas partes interesadas. Es por esta razón por la que se debe contar con un profesional que lleve a cabo la redacción de estos contratos. Por su parte, los motivos que llevan a la suscripción de estos contratos son varios destacando como habituales los siguientes: Falta de tiempo para cuidarlo – entrenarlo (trabajo – estudios…), compartir gastos, necesidad…

En cuanto a su tipología, aunque con carácter general la cesión de un caballo suele ser temporal (por un tiempo específico establecido en el contrato), también puede acordarse una cesión de vida, esto es, hasta que el caballo fallezca, sin que se transmita la propiedad del mismo.

 

Otros artículos relacionados con el mundo ecuestre:

ESTIPULACIONES RELEVANTES DEL CONTRATO DE CESIÓN

Si bien en muchas ocasiones no se suscriben contratos por escrito, es recomendable que se estipule lo acordado mediante esta tipología de contrataciones, ya que se determinan correctamente todas las especificaciones que consideren oportunas las partes. Algunas de las cláusulas más relevantes que plasmarse en el contrato son las siguientes: partes, objeto, duración, posibilidad de competir, traslados, gastos veterinarios, posibilidad de llevar a cabo otra cesión a otro tercero, rescisión, incumplimiento, contratación de seguros, devolución del animal…

Las partes no deben olvidarse de que los derechos y obligaciones deben ser descritas, incluso las dinerarias o, las autorizaciones para el uso del mismo en otras disciplinas (imaginemos un poni de doma clásica que quieren iniciar en el seno de ese contrato en la disciplina de salto de obstáculos).

 

Fuentes: RFHEFEI.

Leave a Reply